I WORKSHOP COSTURA ARTESANAL – REFLEXIÓN

 

 

Más allá de todo lo que ya hemos hablado relacionado con la educación dentro del sector, me gustaría aprovechar esta ocasión para hablar a título personal de lo que ha sido para mí y para la Sastrería Serna esta experiencia.

Quiero ser completamente sincera en este aspecto, desde que hace ya más de cuatro años empecé en el mundo de la sastrería he de decir que no ha sido un camino fácil, por lo que sé de primera mano cómo lo experimentan todas aquellas personas que les encantaría aprender o conocer un poco más de este oficio pero se encuentran con muy pocas posibilidades al alcance de su mano. Desde aquí quiero mandar ánimo a todos para que sigan luchando.

Practicando costura artesanal

Yo fui una de esas personas afortunadas, que por azares de la vida acabe encontrando mi segunda casa, mi segunda familia, dentro de un taller de sastrería artesanal. Esta oportunidad tan formidable que me ha brindado la vida no la podía exprimir solo para mí; sentía necesario compartir mi suerte con más gente. Es por esta razón que surgió la idea del workshop.

Practicando costura artesanal

Practicando costura artesanal

Desde el minuto uno recibimos e-mails desde diferentes partes del mundo pidiendo información al respecto,  incluso solicitando cursos online. Se hace de manifiesto la sed de conocimientos que la gente tiene al respecto, cosa que nos hizo tremendamente felices, por que el futuro de la sastrería está un poquito más asegurado.

Practicando costura artesanalPrincipalmente quería utilizar este pequeño espacio para dar gracias, a todas las personas que nos escribieron, que nos siguen escribiendo, a nuestros seguidores  siempre fieles y motivados, alegres de recibir cualquier pequeño fragmento de unas manos cosiendo o trazos sobre el tejido, gracias de corazón.

Pero, sobre todo gracias a esas cinco fantásticas personas que han formado parte de este primer encuentro, esas cinco personas que han dado todo de sí en este proyecto, su compromiso, su alegría, su pasión, sus ganas e ilusión por venir cada sábado a trabajar mano a mano. Gracias porque sin vosotros no habría sido igual y no sería posible, gracias por hacernos crecer como personas, por compartir con nosotros vuestro tiempo y vuestras experiencias, desde Sastrería Serna os deseamos la mayor de las suertes en vuestras vidas y que sigáis cumpliendo sueños.

 

 

María Eugenia, Carmelo, Tamara, Luis, Fran ¡Gracias por todo!

 

 

“Muchas veces pensamos que no está en nuestras manos hacer que las cosas cambien y evolucionen, que las circunstancias son como son, inmutables. Hasta que un día llega alguien y haciendo algo extremadamente cotidiano las cambia”