I WORKSHOP COSTURA ARTESANAL – REFLEXIÓN

 

 

Más allá de todo lo que ya hemos hablado relacionado con la educación dentro del sector, me gustaría aprovechar esta ocasión para hablar a título personal de lo que ha sido para mí y para la Sastrería Serna esta experiencia.

Quiero ser completamente sincera en este aspecto, desde que hace ya más de cuatro años empecé en el mundo de la sastrería he de decir que no ha sido un camino fácil, por lo que sé de primera mano cómo lo experimentan todas aquellas personas que les encantaría aprender o conocer un poco más de este oficio pero se encuentran con muy pocas posibilidades al alcance de su mano. Desde aquí quiero mandar ánimo a todos para que sigan luchando.

Practicando costura artesanal

Yo fui una de esas personas afortunadas, que por azares de la vida acabe encontrando mi segunda casa, mi segunda familia, dentro de un taller de sastrería artesanal. Esta oportunidad tan formidable que me ha brindado la vida no la podía exprimir solo para mí; sentía necesario compartir mi suerte con más gente. Es por esta razón que surgió la idea del workshop.

Practicando costura artesanal

Practicando costura artesanal

Desde el minuto uno recibimos e-mails desde diferentes partes del mundo pidiendo información al respecto,  incluso solicitando cursos online. Se hace de manifiesto la sed de conocimientos que la gente tiene al respecto, cosa que nos hizo tremendamente felices, por que el futuro de la sastrería está un poquito más asegurado.

Practicando costura artesanalPrincipalmente quería utilizar este pequeño espacio para dar gracias, a todas las personas que nos escribieron, que nos siguen escribiendo, a nuestros seguidores  siempre fieles y motivados, alegres de recibir cualquier pequeño fragmento de unas manos cosiendo o trazos sobre el tejido, gracias de corazón.

Pero, sobre todo gracias a esas cinco fantásticas personas que han formado parte de este primer encuentro, esas cinco personas que han dado todo de sí en este proyecto, su compromiso, su alegría, su pasión, sus ganas e ilusión por venir cada sábado a trabajar mano a mano. Gracias porque sin vosotros no habría sido igual y no sería posible, gracias por hacernos crecer como personas, por compartir con nosotros vuestro tiempo y vuestras experiencias, desde Sastrería Serna os deseamos la mayor de las suertes en vuestras vidas y que sigáis cumpliendo sueños.

 

 

María Eugenia, Carmelo, Tamara, Luis, Fran ¡Gracias por todo!

 

 

“Muchas veces pensamos que no está en nuestras manos hacer que las cosas cambien y evolucionen, que las circunstancias son como son, inmutables. Hasta que un día llega alguien y haciendo algo extremadamente cotidiano las cambia”

 

 

Chaqueta azul: Lana, seda y lino

Descubre más detalles de esta chaqueta con nosotros
Outfit sastreria chaqueta azul

Ojal milanes

La protagonista de hoy es esta magnífica chaqueta con Tejido de Vitale Barberis Canonico.

En su composición encontramos un trío de ases: lana, seda y lino.

De unos 290 gr ligeramente pesada, perfecta para estas temperaturas bajas que empezamos a tener. Para la estructura interna hemos utilizado una entretela de entretiempo con plastrón y guatina picados a mano.

Como podéis ver, es de una fila dos botones con las caídas particularmente redondeadas. Las solapas de 9,5 cm adornadas con la ejecución de un ojal milanés o también conocido como “asola lucida”

Me gustaría aprovechar para explicar aquí algo con respecto a las solapas, muchos de nuestros clientes nos preguntas cual es el tamaño de solapa adecuada. Siempre contesto que para mí es primordial , todos sus componentes ayuden a equilibrar y estilizar visualmente el cuerpo. Las solapas no iban a ser menos, al tratarse de la vertical es un aliado perfecto para alargar la figura, truco para todos aquellos con una estatura media como la mía.

Hemos jugado con dos bolsillos inferiores de parche, para darle a la chaqueta un toque sport. Además el picado elegido a sido al canto, pero en caso de hacerlo doble incrementaríamos la informalidad de la prenda.

Lo he querido combinar con el siempre versátil pantalón gris marengo en lana 100% de Dormeuil y corbata tricot en burdeos.

Cahqueta sastreria artesanal

Outfil sastreria artesanal

¿Qué os gusta más de esta chaqueta? ¿El color, el tejido, la estructura…?

Chaqueta y pantalón a medida artesanal: Sastrería Serna / Tejido chaqueta: Vitale Barberis Canonico /Tejido pantalón: Dormeuil/  Tejido camisa: Söktas / Pañuelo: Louise & Zaid / Calcetines: Mazarin /

traje a medida

Traje bespoke de Porter & Harding

Hoy os mostraremos una pequeña parte del proceso de un traje bespoke. Además tendremos la suerte de compartir un espacio de preguntas con Iñigo Olaizola el autor del blog Classic Details.

primera prueba pantalónTenemos ante nosotros un traje bespoke de tres piezas, el tejido elegido es una lana 100% del Glenroyal de Porter&Harding de 435 g. En la primera prueba tenemos el tejido y la estructura interna que consta de una entretela entretiempo, plastrón y guatina. Además el pantalón lo hemos puesto de prueba, por lo que en su totalidad va hilvanado.  Sin olvidar el proceso del reentrado del cual hablaremos en profundidad más adelante.

primera prueba traje

En el caso que nos ocupa, la primera prueba de un traje bespoke es de una importancia primordial. Fijar el punto de aplomo de delantero y espalda, ancho de los costados y  los largos de chaqueta y manga.

El resto de detalles, bolsillos, tamaño de solapas o forma de caídas y  mangas se desarrollan en el afinado. Se ven más concretamente en la segunda y tercera prueba.

primera prueba bespoke

Encuentro con Iñigo:

Lucía: ¿Qué significa para ti la sastrería?
Iñigo: La sastrería para mí es un oficio maravilloso no suficientemente reconocido ni ponderado. A mí me permite poner de manifiesto mi personalidad. Las prendas que visto son producto de mi imaginación, reflejan mi manera de ser.

L: ¿Qué buscas en un traje a medida y en un sastre?
Tejido BespokeI: En un traje busco una pieza elaborada expresamente para mí, que me encaje y se adapte a las peculiaridades de mi fisonomía y saque partido a mis virtudes y corrija los defectos, en la medida de lo posible. En el sastre pretendo encontrar un cómplice que me ayude a desarrollar mi creatividad y que con su experiencia me proponga las soluciones técnicas y
estéticas que mejor se adapten a cada proyecto en función del uso que le vaya a dar.

L: ¿En qué piensas a la hora de elegir los tejidos para tus trajes bespoke?
I: Lo primero en la temporada para la que va destinado y lo segundo en que me guste. Estoy dispuesto a asumir que un tejido sea menos versátil si es algo que me atrae estéticamente. Afortunadamente tener suficientes trajes me permite elegir en función del gusto y no de la necesidad.

L: ¿Qué consejo le darías a una persona que no está muy inmersa en el mundo de la sastrería pero quisiera empezar?
I: Claramente que se fije unos objetivos a medio plazo. Un armario no se hace en un día. Ni teniendo un presupuesto ilimitado ya que los gusto evolucionan y necesitas tiempo para conocer lo que te gusta y te conviene. También es importante el uso que se va a dar a cada prenda en función del trabajo de cada uno. En líneas generales comenzar por un blazer que haga fondo de armario, unos pantalones básicos en franela gris o una sarga en beige. Seguir por un traje de dos o tres piezas en azul o gris con tejidos no muy complejos y de ahí en adelante ir disfrutando con cada prenda.

 

gorra artesanal ejercito

Uniforme del Ejército Alemán

¿CONOCES ESTE UNIFORME?

 

Bolsillo artesanalLas personas que conocen nuestro trabajo sabrán que uno de nuestros puntos fuertes son los uniformes.  Si alguien nos pregunta siempre decimos: en Sastrería Serna realizamos cualquier uniforme”.

Hace unos meses, visitó nuestra sastrería un joven que quería que le confeccionaramos un uniforme del ejército alemán,  para nosotros fue una sorpresa. Pero un reto así no lo podíamos dejar pasar.

Aunque nuestros conocimientos sobre la nomenclatura militar germana no era elevada tuvimos la fortuna de tener un cliente que puso todo de su parte para hacernos entender cómo son estos uniformes.

Uniforme reservista del ejército de tierra alemán

En el caso que nos ocupa el color establecido es un gris piedra en su conjunto, siendo la gorra de plato y la chaqueta unos tonos más claros que el pantalón.

La chaqueta consta de cuatro bolsillos de parche con fuelle exterior y tapa con tres picos rematada con un ojal. Las mangas tienen la peculiaridad de tener puño en todo su contorno. En la manga izquierda lleva bordado a mano el emblema de la Brigada Germano-Francesa,  creada en 1989 y liderada por ambas naciones. La parte alemana bajo el control de la Décima División Panzer  y la francesa de la 1ª División de las Fuerzas Terrestres Francesas.

Uniforme aleman artesanal

El cran tiene un ángulo pronunciado de unos treinta grados. Se añaden bordadas las columnas de Hércules, incluido por el Emperador Carlos V a la simbología germana y un cordón en todo el contorno del cuello. En los hombros se añaden las palas, también realizadas a mano. Para finalizar la chaqueta, se ha completado con los 8 botones correspondientes. En esta ocasión el cliente se los hizo expresamente en oro blanco.

El pantalón del uniforme es sin duda algo especial y diferente a lo que solemos realizar para otros uniformes. Es la conocida pretina gurkha,  pero terminando mas allá de la línea del delantero.  Las trabillas o pasadores tienen tres centímetros de anchos y siete y medio de profundos, siendo sujetados en su parte inferior con ojal y botón.

 

Gorra alemana

 

 

La gorra fue todo un reto para nuestra gorrera,  aunque el modelo es similar al español  esta se caracteriza por:

  • Más altura en el frontal
  • Lomos laterales con una ligera caída.
  • Visera viveada en negro con bordado de serreta y trenzado en hilo de plata.
  • Galleta con el emblema de caballería en su parte central
  • Cucada en hilos rojo, dorado y negro simbolizando la bandera alemana.

 

 

 

 

Sin duda podemos decir que este uniforme es único. ¿Qué os parece?artesanal traje

 

 

 

green suit

Traje de gabardina verde

El perfecto entretiempo

Traje de entretiempo

Para empezar este traje es una gabardina de entretiempo con 260 gr en hilatura estambre con alta torsión.  Permite una resistencia a la arruga y una recuperación excelente. Para él elegí un color verde botella con una gran personalidad que a la luz natural gana en matices.

De esta forma, se podría decir que es el prototipo básico de nuestra sastrería. Una estructura interna intermedia, con hombreras muy ligeras,  una fila dos botones, bolsillos inclinados con forma de media luna con carteras y cerillera exterior. Además la mayor parte de las veces me gusta optar por las aberturas a los costados pues me da comodidad. También cabe destacar las solapas de unos 9,5 cm y la corona de la manga ligeramente pronunciada.

Detalle traje a medida

Traje entretiempo verde

Traje a medida de gabardina

Traje y camisa a medida: Sastrería Serna / Tejido traje: Scabal / Tejido camisa: Söktas / Tirantes: Albert Thurston / Gafas: TBD Eyewears

PRÁCTICAS EN LA SASTRERÍA

Si una cosa tenemos clara en la Sastrería Serna es que el futuro de la sastrería artesanal pasa por abrir nuestros talleres a savia nueva porque la mejor escuela posible es un taller y nosotros lo tenemos. Las prácticas son una buena manera de conocer el oficio.

Podemos afirmar que gracias a ello nuestra empresa ha dado un cambio de 360 grados en los últimos años, esta gran experiencia nos ha aportado madurez, ilusión y nos ha enriquecido como profesionales, pero sobretodo nos ha permitido conocer grandes talentos y a personas maravillosas con espléndidos futuros por delante.

Durante los dos últimos años, hemos dado la oportunidad de acceder a este oficio a alumnos de diferentes escuelas de diseño de toda la geografía española. Consideramos que es necesario brindar oportunidades en la vida a todas aquellas personas que estén dispuestas a luchar por este oficio.

“Gracias a mis prácticas en Sastrería Serna aprendí a valorar el trabajo y la humildad que conlleva crear un traje artesanal. Además de aprender las diferentes técnicas que se aplican al trabajo manual, me formé rodeada de profesionales maravillosos que se esfuerzan porque este precioso oficio de la sastrería siga vivo”                                                                                                                                                                            Paula M.

 

 Cuando un alumno que está estudiando llega a nuestro taller la realidad es que muchas veces no sabe ni como se coge una aguja, pero durante los dos meses y medio de media que han durado cada una de las prácticas, han realizado distintas labores; picar cuellos, solapas, practicar ojales, bolsillos de vivos, de pecho… todos los procesos que van aprendiendo los desarrollan dentro del trabajo diario, y está claro que todos han dado el máximo de sí.

Como decía Vigostky “El aprendizaje se produce con la experiencia”, es por eso que en la  sastrería promovemos y facilitamos un entorno para el aprendizaje en el mayor número posible de disciplinas, no solo en la costura o el corte, también en el trabajo en equipo o en el trato al cliente.

Ha sido todo un lujo poder haber estado rodeado de grandes profesionales con tanta experiencia en el sector de la sastrería, cada día aprendí algo nuevo que hubiera sido muy difícil de aprender por mi propia cuenta”

                                                    Miguel Ángel

 

Como sabréis, en el próximo mes de Octubre inauguramos nuestros I Workshop Serna de costura artesanal y estamos tremendamente ilusionados. Pronto os contaremos más cosas

Aprendiz de Sastre – Primeros pasos con el tejido

En primer lugar agradecer el buen recibimiento de este nuevo apartado, espero sirva de motivación así como de disfrute a todos aquellos que lo lean.

Dicho esto, es necesario volver al taller y hablar de los primeros pasos con el tejido.

Comienzo cosiendo el centro de la espalda, las pinzas y costadillos que forman los delanteros, y también las mangas, pero al ser estas un tema con su propia complicación lo hablaré otro día y con más detalle.

pinzas planchaUna vez que las costuras están realizadas cojo todo y me voy a la mesa para proceder a planchar.

Es necesario abrir la costura central de la espada, las pinzas y la costura del costadillo, es el previo paso para el reentrado.

Voy  a realizar idéntico procedimiento que con el reentrado de la entretela, pero ahora con el tejido.

El mismo orden – los mismos movimientos

Todo  para  dar vida a la tela, otorgándole la forma del cuerpo.

En este momento, cuando ya hemos reentrado el delantero y como fase final del planchado;  hay que “sumir” o eliminar ese exceso de tejido surgido.

flojo del tejido

Este proceso se lleva a cabo mediante agua; mojando la zona donde se encuentra el flojo y delicadamente con la plancha, ya que el calor hará que las fibras se hagan moldeables.

Ya he mencionado que es importante secar bien la zona para que el tejido no recupere la forma indeseada.

He querido hacer este post tan concreto porque aunque parezca que es algo sencillo es necesario aprender bien la técnica y hacer cada paso con seguridad. El tiempo estimado para mi como aprendiz es en torno a los 30 – 40 min, dependiendo del tejido.

Recuerda que “Lo importante de la meta reside en el camino”

Lucía Serrano

Aprendiz de sastre

Ante la falta de información y formación de esta preciosa vocación he querido utilizar mi situación privilegiada para servir a otros como yo, que dentro de sí vibra el deseo de ser “Aprendiz de Sastre”.

post 1

En este pequeño apartado del blog narraré como es mi instrucción, siempre desde los ojos de una aprendiz.

En primer lugar, y junto a la mesa del sastre observo atentamente como apunta, mide marca y corta el tejido, al tiempo escucho las diferentes aclaraciones sobre porque se debe hacer de una manera y no de otra dependiendo del cliente o del tejido en cuestión. Toda esta observación será durante años el poso que me permitirá coger las tijeras y ser yo quien esté frente a la mesa de corte en el futuro.

Mi misión ahora es llevar al taller la prenda cortada, para empezar le pasaré los hilos flojos que permitirá marcar en ambas caras las líneas de construcción.

Posteriormente, y tras haber elegido la entretela más adecuada,  las corto junto a sus plastrones, que servirán de estructura a la chaqueta, dependiendo del gusto del cliente será más armada o menos.

post 4Estas tres capas de telas hay que picarlas para mantenerlas unidas, suelo hacerlo con un zig-zag a máquina, pero si se quiere un plastrón más blando la puntada a mano es la elegida. Una vez hecho eso, marco y abro las pinzas necesarias en la entretela que le darán la forma adecuada para que se adapte a las curvas del cuerpo.

La parte final consiste en el planchado de la entretela también llamado reentrado de la entretela. Con la ayuda de una madera, que me sirve para mantener la disposición del pecho, empezaré a dar forma, ya que el cuerpo humano no es recto si no que posee volúmenes.

 

post1 (15)Este paso requiere experiencia y destreza, comenzamos planchado la mitad donde se encuentra la solapa, partiendo de la pinza curvamos el delantero en la altura de los ojales ya que de no hacerlo así el delantero podría quedar voleado.  Vamos subiendo y recogemos ligeramente en la zona de la solapa para facilitar que en esta  vuelva con naturalidad.

Giramos  la entretela y ahora lo más importante es recoger en la zona del pecho, donde hemos abierto la pinza. Esto permitirá que el volumen tenga la forma y el lugar adecuados.

 

 

post1 (17)Para finalizar, damos la vuelta a la entretela para planchar la parte inferior, de nuevo curvamos ligeramente hacia delante la tela y con un movimiento semicircular y hacia detrás termina el proceso.

Es importante secar bien el agua a la hora de planchar, pues si queda húmeda la tela se levantará y perderá las formas que he estado trabajando.

Todo este proceso requiere tiempo y paciencia.

Recuerda que “Lo importante de la meta reside en el camino”

 

Lucía Serrano

La Teba, una prenda con mucha historia

Sin duda alguna, si pensamos: “¿Qué prenda de origen español es la más conocida fuera de nuestras fronteras?” todos estaríamos pensando en la teba.

Esta prenda, a la que le vamos a dedicar este post, está en sus horas de gracia ya que en los últimos años ha pasado de ser una prenda campestre (debido a sus orígenes) a formar parte de cualquier look casual que nos podemos encontrar en cualquier ciudad de nuestro país, o incluso en las mas importantes ciudades mundiales.

El origen de esta chaqueta, como ya es conocido, se remonta a una cacería en la que participaron S.M. D. Alfonso XIII y el Conde de Teba, al cual le debe su nombre. En dicha cacería fue el Monarca el que le regaló al Conde una chaqueta muy ligera y cómoda que usaba para este deporte.

la Teba, una prenda con mucha historiaPosteriormente, tras realizar alguna que otra variación al diseño original de la misma, el Conde, con la ayuda de una costurera de Zarauz, terminó creando la teba tal y como se conoce hoy.

Esta es una prenda muy ligera y cómoda, sobre todo, la mas popular de todas, realizada en punto, un material que por su entramado, tejido y composición es elástico. Cuando hablamos de la teba de punto los colores mas usados son el verde y beige, aunque también nos podemos encontrar con asiduidad el color azul.

Este tejido es usado en temporadas donde la temperatura es mas baja. Pero cuando estas nos permiten colgar nuestros abrigos e ir acompañados solo de una chaqueta, el tejido preferido sería el lino ya que este es el aislante perfecto para el calor y, además, la arruga que proporciona este tejido natural quizás hasta embellece la prenda.

En Sastrería Serna, hace muchos años que confeccionamos la teba con tejidos que normalmente se utilizan para chaquetas sport, es decir, distintas variedades del tweed, shetland …

El motivo de esta variación es cambiar el aspecto de la teba dándole un significado diferente, mas juvenil y atractivo. Son muchos los clientes que en un principio no pensaban en la posibilidad de vestir esta chaqueta y que, una vez visto el resultado con un tejido diferente, ya sea una espiga, cuadro ventana, cheviot… han cambiado su concepto de esta joya española.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA TEBA

Las características principales de la teba, mas allá de la estructura (cosa que no tiene ya que carece de entretelas, e incluso hombreras) es que tiene tres bolsillos de parche muy amplios.

Los dos bolsillos de abajo llevan tapilla, o cartera, cosa de la cual carece el de pecho y cada una de estas partes lleva siempre un pespunte a un centímetro, dándole este un aspecto mas informal.
Como norma general, siempre lleva cuatro ojales en la caída del delantero, uno en cada manga, otro en la cabecera del cuello, y otro cerca de este último, pero en la zona perteneciente a la solapa.

Las caídas de los delanteros, si lo que queremos es ser fiel al origen de la teba, deben ser rectas, al igual que en el caso de las aberturas. Una teba originariamente siempre carece de ella. Pero yo siempre digo lo mismo, la sastrería artesanal se caracteriza por que es el cliente el que realiza la prenda como el quiere, de la forma que él quiere.

La teba que hemos realizado en mi taller en este caso es para mi, así que nos hemos permitido hacer alguna que otra variación: las caídas las hemos redondeado, dándole un aspecto totalmente diferente. Por este motivo hemos tenido que redondear también un poco las carteras de los bolsillos.

Hemos optado por hacer una teba de solo 3 botones, alargando un poco a su vez el quiebre de la solapa. También hemos optado por redondear un poco mas las terminaciones del cuello, hacerle unas aberturas en los costados, de unos 6 centímetros y redondeadas, tipo polo camisero. Y por darle un toque algo diferente, los dos ojales de la cabecera y solapa, los hemos hecho al estilo milanés, como se aprecia en la imagen anterior. Y este es el resultado final.

Otra oportunidad de demostrar las posibilidades de esta prenda tan versátil fue hace unos meses cuando Salva, alma mater de Sin Abrochar, vino a la sastrería con la intención de hacer algo diferente. Y sin duda, diferente y personal fue la teba que confeccionamos de manera artesanal con un tejido  de cuadro ventana azúl, beige y blanco.

 

Cortado y realizado totalmente a mano de la primera a la última puntada, una vez más el resultado final resaltó a primera vista.

Por fin han llegado las buenas temperaturas para lucir esta prenda, quizás ahora la veremos desde otro punto de vista.

SalvaFue Zig Ziglar el que dijo: no es lo que tienes, sino como lo usas lo que marca la diferencia “.

¡Les esperamos en el siguiente post!

Blazer cruzada dos filas botones

Blazer cruzada con dos filas de botones

Para este siguiente post hemos decidido hablar de un clásico en la sastrería bespoke: la blazer.

En este caso, es una blazer cruzada con un toque diferente porque cuenta con dos filas de botones. En lugar de llevar seis botones se ha optado por dos filas de ocho botones, dándole un aire más distinguido.

Hace un mes, uno de nuestros clientes con mejor gusto a la hora de vestir, se acercó a sastrería y nos comentó que tenía una idea que llevaba tiempo rondándole la cabeza, hacerse esta blazer. Una idea muy certera al ser una prenda bastante versátil que, dependiendo de los complementos con los que la acompañemos, nos permiten llevarla  desde por la mañana de una forma más sport hasta por la noche acompañada con una corbata y una camisa de gemelos, con un resultado diferente en ambos casos pero convirtiendo a la persona que la lleva en un caballero elegante y sofisticado.

Principe-Carlos-de-Inglaterra-300x225Se la había visto puesta al Príncipe Carlos de Inglaterra y… ¿Qué decir de él?, es una de las personas más elegante del planeta. Un icono british por excelencia y es muy usual verle usar este tipo de chaquetas, puesto que precisamente es la alta sociedad británica la principal clientela de las auténticas blazer.

Esta americana tiene un origen marcial con una gran similitud a la usada en el uniforme de marina, pero en este caso, al igual que en el de la fotografía, hemos decidido darle un poco de basé. Basé es darle más forma, a la hora de cortar y afinar la prenda en las caderas, para darle un acabado en forma como de campana. Esta es una opción muy extendida en el corte británico, y la verdad es que en muchas ocasiones es todo un acierto.

Estuvimos mirando géneros y distintos muestrarios para empezar con el trabajo. Quería un tejido que no fuera muy pesado, que tuviese una buena caída y que no arrugase en exceso.

Finalmente, optó por un 140´s de Holland & Sherry, un género de 280 gramos pero que gracias a una lana 140´s, una fibra de unas 16.75 micras, dota al tejido de una ligereza apreciable nada mas usarla.

Boton-Alfonso-XII-225x300En las distintas pruebas que se realizaron estuvimos comentando la opción de los botones ¿qué botones serían los adecuados para una prenda como esta? La blazer es el ejemplo perfecto para demostrar que la ropa sirve para diferenciarse del resto y marcar un estilo personal propio. Es por eso por lo que  son muchos los que a la hora de escoger su blazer prestan una gran atención a los botones que ésta lleve cosidos.

Miramos distintos fabricantes, pero no encontramos ese botón que diera ese toque especial que debe tener esta blazer. Él, quería un botón que no llamase mucho la atención, pero que no por ello desencantara el resultado. No quería el típico botón dorado que se suelen utilizar en la mayoría de las ocasiones.

Finalmente el cliente optó por unos botones que él mismo tenía, de color níquel,  con el escudo de Alfonso XII, pero que le faltaba alguno, ya que en esta ocasión eran ocho botones en el delantero y cinco botones en las mangas.

Blazer cruzada a medidaPudo encontrar el que le faltaba gracias a una casa que existe en la calle mayor, Vicente Rodríguez, que es una casa antiquísima dedicada a los efectos militares y que tiene un gran stock de botones antiguos.

Si hay un botón que no tengan allí  es muy fácil que ya no exista.

El resultado final de la blazer lo pueden ver en la siguiente fotografía. Debo pedirles disculpas porque el color del botón en esta fotografía no es el original.

Como hemos apuntado, la chaqueta blazer, además de su facilidad de adaptación a todo tipo de situaciones, permite tal variedad de posibilidades de combinación que la convierten en la aliada perfecta de un buen fondo de armario y de los amantes de los equipajes ligeros.

Espero que les haya sido de agrado la lectura y les emplazo al siguiente post. ¡Un saludo!

como-hacer-una-chaqueta

Como hacer una chaqueta: La primera prueba

Estimados lectores:

Seguramente, muchos de ustedes serán asíduos clientes de algunas de las excelentes sastrerías que existen por nuestras tierras. Otros quizás sean clientes de distintas sastrerías de fuera de nuestras fronteras, e incluso muchos de ustedes, quizás simplemente leerán este artículo por la curiosidad, inquietud o incluso admiración por el arte de vestir.

Pero de lo que estoy seguro, es que la mayoría se preguntará cómo es el proceso de confección de los trajes, pantalones, chaquetas, abrigos…que uno se pone por la mañana y ve que le queda como si fuese una segunda piel.

Muchos de mis clientes, a lo largo de las distintas pruebas que  se realizan, en un momento dado me dicen: “Me asombra este oficio. Lo difícil que debe ser perfilar un cuerpo” Me resulta curioso que esto venga a veces por parte de un arquitecto, por ejemplo, ya que yo no sería capaz ni de realizar una sola línea en un plano arquitectónico.

Pues bien, eso es lo que intentaré explicar con este primer artículo. Espero poder hacerlo de una manera sencilla y didáctica.

CÓMO HACER UNA CHAQUETA. LA PRIMERA PRUEBA

Los pasos que lleva hacer una primera prueba no sirve de mucho para el cliente, ya que en realidad no se llega a ver nada. Sólo se trata de los delanteros hilvanados a una entretela y una manga hilvanada también. Pero en mi opinión, de esta primera prueba,  depende más del 50% de la americana, ya que de no estar bien reentrados, hilvanados y aplomados los delanteros, el final del trabajo puede ser catastrófico.

como hacer una chaquetaPara este artículo, he escogido dos chaquetas americanas de sport de dos clientes diferentes.

La primera americana es una blazer de color azul noche, mezcla de lana y cashmere, de Scabal, un género espléndido. En esta prenda, debido a que el cliente es un poco fuerte y tiene bastante vientre, hemos tenido que hacer una pinza especial, que se realiza alargando la pinza normal de pecho hasta llegar al bajo, vaciando más en proporción hasta llegar al bajo del delantero. Esta variación no lleva el corte típico donde  posteriormente irán cosidos los bolsillos.

La segunda americana, es una americana de cashmere 100%, un tejido divino al tacto, de un tono azulón, de Holland & Sherry. Este cliente, es un cliente bastante alto, y fuerte de pecho.

Las dos telas son sencillas de trabajar en general, pero hay que tener muchísimo cuidado a la hora de utilizar la plancha, ya que es muy sencillo que se terminen prestando.

PASO A PASO

En primer lugar, se abren las costuras del delantero, y después se da un punto de pelota para unir el corte donde van a ir cosidos posteriormente los vivos de los bolsillos.

Esto se puede hacer de distintas formas. Personalmente, la opción que menos me gusta es la entretela de pegar, Es una opción que, en mi opinión, hay que usarla lo menos posible y siempre con un punto de zigzag a máquina. Me decanto más por hacerlo con el punto de pelota pues así se ha hecho toda la vida y queda más natural.

EL REENTRADO DEL DELANTERO

Tras esto, llega el reentrado del delantero y partimos de la costura de pecho, dividiendo el reentrado en dos partes: el talle para abajo y el talle hacia arriba. Una cosa que no se nos puede pasar nunca bajo ningún concepto es que ésta pinza de la que estamos hablando siempre tiene que tener una pequeña curvatura hacia delante, jamás puede tener esa curvatura hacia la espalda, ya que de ser así, lo más seguro es que los cantos de los delanteros terminen estando voleados. Partiendo de la curvatura de esta pinza hacia delante empezaremos el reentrado con la plancha para así ir moldeando la forma.

 

Del talle iremos bajando por el delantero para luego ir hacia el costado y  terminar finalmente en el talle del costadillo, sin pasar de el.

Una vez hecha la parte de abajo del delantero, subiremos a la otra mitad, y nos detenemos en el punto donde termina la pinza del pecho, justo debajo del bolsillo de pecho. Este es un punto delicado, ya que a veces que se ven unos flojos en esta zona que estéticamente no quedan nada bien. Lo que hay hacer para que esto no pase es sumir este flojo a base de agua y plancha, hasta que no se aprecie nada. De ahí, nos pasamos a la sisa, donde se concentra bastante tela. Yo suelo recoger del mismo modo, ya que no conviene eliminarla por completo porque  aquí se concentrará la costura de la manga y la curvatura anatómica que poseemos todos, lo cual hace necesario que no quede muy justo de tela.

A groso modo este es el reentrado del delantero, solo nos queda poner un pequeño triángulo de entretela de pegar en el punto donde termina la pinza de pecho, con el fin de que este punto no se levante ni se doble cuando se plancha. De otro modo, este fallo llamaría la atención.

LA ELECCIÓN DE LA ENTRETELA

Ahora llega el momento de la entretela. Existen muchas clases de entretelas por eso yo utilizo dos modelos distintos con más o menos cuerpo en función del espesor de la tela.

Dependiendo de cómo lo pida el cliente, el pecho se refuerza más o menos, de tal forma que puede llevar una capa de plastón, de más o menos fuerza, y otra de muletón. A su vez puede estar picada a mano o a máquina de coser con un punto de zigzag ya esto último también influye a la hora de estar más o menos armado el pecho.

Una vez picado el pecho, llega el momento del vaciado de la pinza del mismo, en este caso lleva dos vaciados; el primero es uno de igual tamaño que el vaciado de la tela y otro que saldrá de la sisa.

Una vez cosidas las dos pinzas, llega el momento del reentrado de la entretela. En este paso, nos ayudaremos de una madera para mantener la forma del pecho, ya que como hemos comentado antes, hay que ir trabajando la curvatura anatómica que toda persona posee desde el principio de nuestro trabajo.

Aquí, lo que vamos a intentar es recoger la entretela moldeándola en la sisa al mismo tiempo que sacamos un poco de forma de pecho. Intentaremos que la pinza principal, al igual que en el delantero, tienda a curvar hacia los ojales, ya que de no ser así es posible que el delantero se nos quede voleado.

Aquí, lo que vamos a intentar es recoger la entretela moldeándola en la sisa al mismo tiempo que sacamos un poco de forma de pecho. Intentaremos que la pinza principal, al igual que en el delantero, tienda a curvar hacia los ojales, ya que de no ser así es posible que el delantero se nos quede voleado.

EL HILVANADO

Una vez terminado de planchar el delantero y las entretelas procederemos a hilvanar los delanteros a la entretela.

Éste es uno de los puntos donde más variedades existen. Algunos sastres tienden a hilvanar los delanteros, de arriba a abajo, otros los hilvanan de abajo para arriba. Personalmente, me gusta hilvanarlos empezando por el talle, y de ahí, continuamos para abajo, partiendo el delantero en dos partes.

A la hora de hilvanar, hay que tener mucho cuidado con la cantidad de tela que arrastramos. Tenemos que arrastrar simplemente los dedos y siempre tendiendo a arrastrar un poco de tela hacia el costado. En la parte baja daremos tres hilvanes.

Una vez hecho esto, damos la vuelta al delantero, para poder hilvanar el pecho. En este caso lo que haremos es arrastrar ligeramente tela hacia el interior del pecho, con la intención de que una vez esté la americana terminada, no quede tirante el pecho puesto que suele pasar que haya más entretela que tela.

En la zona de la solapa, me gusta poner una pequeña pieza de tela de bolsillo, con el fin de que la solapa tenga un poco de cuerpo.

Y, por último, lo que haremos es dar dos hilvanes en la caída. Con estos dos hilvanes lo que haremos es meter un poco de flojo, cuya función consiste en ayudar al delantero de la americana a girar sin que quede saliente. Este flojo dependerá del tipo de tela que estemos trabajando ya que unas admiten más cantidad que otras.

LAS SOLAPAS

Llegó en momento crítico del picado de las solapas, ¿se pican a mano?, ¿se pican a máquina?

Antiguamente, como todos pueden imaginar, se picaban a mano, incluso ahora existen casas que siguen haciéndolo así. Esta es una práctica que, en la mayoría de sastrerías, se ha extinguido,  principalmente porque requiere de muchísimo más tiempo que hacerlo a máquina.

En mi opinión, un buen picado a máquina, vigilando que no queden huecos entre filas de puntos a la vez que se pica trabajando la forma de la solapa en curva, da un resultado perfecto y muy natural, tal y como puede apreciarse en la imagen.

PLANCHAR Y MONTAR

Tras este punto del picado llega el momento de planchar el delantero. Este lo haremos del mismo modo que hemos planchado la entretela, ayudándonos de la madera para, finalmente, dar un repaso de plancha por el derecho.

Ya solo queda el montar la prueba, esto es juntar espalda, delanteros y una manga, la derecha. Y por último y más importante llamar al cliente.

Espero que les haya resultado interesante todo el trabajo que conlleva solamente el proceso de una primera prueba. Aunque no suele apreciarse en un primer momento, este paso previo es el cimiento del que dependerá buena parte del éxito de la americana..

Si quieren ver mejor cómo se lleva a cabo una primera prueba, no se pierdan esta serie de vídeos que he colgado en nuestro canal de Youtube.

¡Solo queda decirles que les espero en el siguiente artículo!