Uniforme artesanal para el día de tu boda

¿Qué uniforme llevarás el día de tu boda?

Hemos visto la necesidad de crear este post, pues son muchos los militares, ingenieros, maestrantes… que acuden a nosotros para informarse sobre su uniforme, y generalmente para un día tan especial como es el día de su boda.

Uniforme-de-minas-uniformes a medidaQueremos hacer una pequeña referencia a las ventajas de realizarse un uniforme artesanal.

En primer lugar tenemos que destacar que para este tipo de prendas existen unos reglamentos realizados por los órganos reguladores como Ministerio de Defensa, las diferentes Maestranzas, los colegios de ingenieros; en el cual se informa al detalle de las normas para la realización de los uniformes, como medidas, distancias entre bolsillos, formas concretas de los bordados o las solapas, etc. Cuyo cumplimiento es indispensables.

Es una prenda exclusiva realizada a tu medida y teniendo en cuenta tus configuraciones corporales. Por lo que se adaptará a tu cuerpo a la perfección.

Los materiales utilizados son de la más alta calidad, por ejemplo en el caso del uniforme de Etiqueta y Gran Etiqueta de Ejército de Tierra y Aviación, Policía Nacional, el de diario de Ingeniero y de Marina, utilizamos la satina de Gorina, tejido fabricado exclusivamente para nosotros en lana merino 100%. 

El trabajo se hace puramente a mano y dependiendo de la complejidad de los bordados del uniforme, hablamos de entre unas 75 horas hasta unas 200 horas en los casos con mayores bordados.

 

Uniforme Minas Inspector GeneralUn punto importante a destacar, es que para nosotros es de vital importancia que la vida de la prenda sea muy duradera pues ha nacido con esa finalidad.

Es natural entender que el cuerpo va sufriendo cambios con el paso de los años, eso no es un problema para cualquier traje realizado en nuestra casa de manera artesanal, en el interior de las costuras encontramos lo que se llama “ensanchas”, sobrante de tela para poder ensanchar si fuera necesario hasta 15 cm en total. En el caso de que el cliente adelgazara, también podría adaptarse a su nueva figura y cabe añadir que si hay ascensos el cambio de divisas es una de nuestras especialidades.

Para terminar, pero no por ello menos importante, queríamos recalcar que estamos hablando de una prenda de artesanía considerada como un producto de lujo por su calidad y dedicación, por eso pedimos a nuestros lectores que comprendan que el valor es correlativo a las horas de esfuerzo que lleva.

Pero lejos de ser una desventaja, les diría que es una inversión de futuro en un producto exquisito, realizado con esmero con manos artesanas y 100% español realizado en nuestro propio taller.

En un día tan especial, si quieres estar a la altura de las circunstancias la elegancia y el buen vestir son siempre buenos aliados.

Chaqué a medida

El chaqué: Cómo y cuándo vestirlo y prendas que lo componen

Ya ha terminado para la mayor parte de nosotros estos días en los que hemos podido disfrutar de unos días de descanso en familia recargando las pilar para la siguiente temporada.

Para el primer post de la temporada, he decidido empezar como terminé la anterior, con una de las piezas más elegantes de la sastrería: el chaqué.

Aún nos quedan unos días de sol y en los próximos días, semanas y meses, tendremos la oportunidad de acudir a una ceremonia de enlace, o por el contrario, un acto oficial en el cual sea necesaria la utilización de esta prenda. El chaqué es una pieza, a día de hoy, muy difuminada por el paso de los años y las modas.

¿Cómo debe de ser nuestro atuendo para una ceremonia de enlace? Todo dependerá de que lugar ocupemos en ella. No tendría sentido ir de chaqué, siendo un invitado más, cuando el novio no decide utilizarlo. En una boda los protagonistas son precisamente los novios y siempre debemos ir acorde para la ocasión.

En el caso de un acto oficial, la elección está muy clara. El chaqué debe de componerse de levita negra, chaleco negro con vivo blanco y el clásico y característico pantalón gris con rayas negras.  Mas adelante, entraremos en detalle de cómo deben de ser estas tres piezas, o como se configuran.

En el caso de ser un enlace, podríamos apostar sin equivocarnos por este modelo clásico de chaqué comentado en el párrafo anterior. Es el que se debe usar también en el caso de que la ceremonia a la que acudamos sea de tarde/noche o en ausencia de sol. Si por el contrario, el enlace es de día, es decir 11 ó 12 de la mañana, se podría optar también por el color gris.

En muchas ocasiones, olvidamos la utilidad que le daremos a las prendas y elegimos y compramos en función de los cánones que la moda nos impone en ese momento, lo que conlleva el riesgo de convertir a la prenda en un producto inminentemente caduco si este es demasiado moderno.

Mi consejo, para mis clientes que vienen a hacerse un chaqué para su propia boda, es siempre el mismo:
En primer lugar, la moda es pasajera. Lo que hoy nos parece súper elegante quizás para la siguiente temporada no lo es tanto.

En segundo lugar, ¿qué es lo que queremos? ¿Queremos un chaqué para un solo día, como puede ser el día que uno se casa, o por el contrario, nos gustaría un chaqué para poder utilizarlo durante un largo tiempo siempre que se nos presente la ocasión?

Pongámonos por un momento en que nos hemos hecho un chaqué de un cuadro de gales azul para el día de nuestra boda. Seguro que el resultado es transgresor y el día que nos casamos, mucha gente nos felicitará por tal elección (independientemente del protocolo). Pero un mes después se casa nuestro mejor amigo y decidimos ir con el mismo chaquet, ¿podría ser que los asistentes a la boda nos confundan con el novio?

En el último año, hemos realizado muchos chaqués, y muy variados, desde el negro, el gris marengo, el gris medio, claro, pasando por el cuadro de gales azul, azul liso, con espiga… Y es que posibilidades hay tantas como uno pueda imaginar pero, ¿cuál será la opción más elegante?, ¿y la más útil?

La levita: Color y tejido

chaqué de hombre a medidaEn el caso de elegir la opción más clásica, el modelo negro, mi recomendación en cuanto al tejido pasaría siempre por la alpaca o el mohair y en este caso hemos elegido un tejido británico.

Este es un tejido fresco con una gran caída. Tiene la propiedad que por mucho tiempo que pase, esta prenda estará siempre en nuestro armario como el primer día ya que esta alpaca tiene la particularidad de ser una tela con mucho nervio y que arruga poco en comparación a otras opciones. Con unos cuidados mínimos y un planchado para la siguiente ocasión, en el caso de que haya pasado mucho tiempo desde el último uso, volverá a estar como nueva.

En el caso de elegir un color gris medio, o claro, mi elección sería una lana de unos 260 gr. como máximo,  de dos cabos muy torsionados para que arrugue lo menos posible. En este caso hemos elegido un tejido de Holland & Sherry.

Las partes de una levita

Levita de hombreLa levita es una pieza muy distinta a un traje en lo que se refiere al corte y a la construcción en sí.

Partimos de que el propio delantero se divide en dos zonas, la parte del pecho que ocupa desde las solapas hasta el costado, y el faldón, que llega desde un poco por debajo del talle hasta el bajo. En la parte horizontal llega hasta la unión con la costura del faldoncillo de la espalda. 

La espalda también es diferente. Se compone de una pieza principal que va desde el escote hasta el bajo y de otra pieza que es el costadillo. Esta pieza es independiente y se produce por el vaciado que se hace en la espalda, de unos tres centímetros, en disminución hasta más o menos la mitad de la altura de la sisa. Se convierte en una costura en la línea de construcción de la profundidad de sisa y siendo así hasta el final de la costura, donde se junta con la manga

Como curiosidad hay que decir que esta costura de la espalda debe de coincidir con la costura de la manga.

Confección chaqué a medidaEl talle de la levita tampoco es el mismo que el de un traje. Es preferible que sea ligeramente más elevado, ya que de esta forma, junto al vaciado de la espalda y del delantero, es más profundo de lo común  pues tiene la función perfilar la figura.

El faldón es simple y solo tiene una pinza, que será más o menos ancha dependiendo de lo corpulenta que sea la persona vestir, o si tiene más o menos pronunciada la cadera. Esta pinza, de unos ocho centímetros, tiene que coincidir por obligación con la costura que va a morir en el faldón y que nace justo debajo de la sisa.

El método de trabajo del delantero de la levita es parecido al de una chaqueta. Tiene su entretela interior de la misma forma y material (es decir, la tela, la entretela, el plastrón, la boatina y el picado de la unión entre estas tres partes a mano, o a máquina, dependiendo de lo armado que pida el cliente el pecho).

La diferencia es que la entretela no ocupa todo el delantero y, dependiendo de la sastrería en la que se realice esta pieza, muere en la misma costura que el faldón, dejándolo libre, o por el contrario, continua por debajo, con una distancia prudencial, de tal forma que ayuda al delantero y al propio faldón a girar sobre la anatomía de la persona que lo porta ya que, como siempre digo, no somos planos y las prendas que vestimos nos tiene que acompañar a nuestro cuerpo y movimiento.

Además de esto último, también es cierto, que le da al faldón más cuerpo y una mejor caída y adaptación a la tela que se esté trabajando.

Chaqué vista delanteroEn Sastrería Serna, siempre apostamos por este último método de trabajo. No trabajando en plano sino trabajando las formas  de la anatomía y girando el delantero. No es muy estético cuando uno ve un chaqué desabotonado, que los delanteros se dirijan al frente directamente  en vez de continuar el giro del mismo antes de separarse.

Los delanteros son exactamente iguales, lo único que les diferencia es que uno, el izquierdo, tiene un bolsillo de pecho, un ojal en la solapa, y otro en el cruce. Y el otro delantero tiene el botón para abotonar con el ojal contrarío.  Pero la forma es totalmente simétrica, igual.

Por ello, yo pongo un botón gemelo, es decir, un botón en el derecho y en el revés del delantero de tal forma que la persona que lo porte puede usarlo de forma simple, o como un gemelo de la camisa.  Así, esas dos líneas simétricas, que es el canto del delantero, dan la sensación de unirse para después separarse nuevamente.

mosca-o-canutillo-de-un-pantalon-a-medida-300x225Con respecto al faldoncillo de la espalda hay que comentar que, justo unos cuatro centímetros del punto donde nace, o un poco más, se invierten el sentido de la tela. Gracias a un piquete en la costura (un corte) que recorre el centro de la espalda por el lado derecho pase al lado izquierdo, cumpliendo la función de cruce, es decir, que no se llega a apreciar espacio entre los dos faldoncillos. La del lado derecho, pasa al lado izquierdo y, en este caso,  se hace un canutillo (o mosca) de unos 3 centímetros de largo  que cruza al lado contrario, y de ahí baja en línea recta hasta el bajo.

Uno de los defectos más comunes que se ven en los chaqués es que este cruce, o bien es demasiado extenso, o por el contrario es muy corto, produciendo una abertura en V en la zona baja de la espalda dejando ver este espacio. Estéticamente afea mucho la prenda y pone de manifiesto un claro defecto de construcción que puede subsanarse no obstante mediante un sencillo arreglo:

errores-chaque-hombre-300x225–  En el caso de exceso de cruce, soltaremos un poco el canutillo, y por el contrario si es por falta de cruce, recogeremos más tela.

–  Si está abertura en V es excesiva, deberemos desmontar el faldón a la altura del talle por la costura que une delantero y faldón.  Como decíamos en el caso de exceso de cruce recogeremos tela en este punto, o por lo contrario daremos más tela usando el sobrante de tejido en la costura que debe dejarse siempre por precaución. 

El chaqué también lleva dos botones en la espalda que son del mismo tamaño que los que lleva el delantero y están situados justo en el punto donde se unen el faldón y faldoncillo, a la altura de la mosca o canutillo que antes hemos comentado.

El Chaleco: el color y la forma

Chaleco de novioEl chaleco para esta prenda, de color negro como hemos comentado antes, tiene que ser del mismo color que la levita y de una fila, es decir una hilera de botones. El vivo, de piqué, nace en el escote y termina muriendo en el cruce con el esternón, y el vivo del delantero contrario y los bolsillos también serán de vivo.

Si en por el contrario, hemos optado por el color gris, este chaleco debería ser del mismo color gris, pero, en este caso,  puede ser un chaleco de dos filas o cruzado (el cual creo que será la mejor opción).

Por último, como dato de protocolo, las dos únicas personas que pueden acudir a un enlace con un chaleco de un color distinto a la levita son el novio y el padrino.

Ya sé que en la actualidad esto es raro y que la mayor parte de los invitados son los que llevan el color del chaleco de un color distinto a la levita, pero lo cierto es que esto se debe en sí al protagonismo indiscutible de los principales partícipes del enlace, del mismo modo que a ninguna dama se le ocurriría ir de color blanco a una boda debido al protagonismo que debe tener toda novia el día de su boda. En el color del chaleco del novio y del padrino ocurre lo mismo.

Ellos pueden elegir el color y forma que prefieran, siendo el más común en la actualidad el color beige, y posteriormente el gris medio o claro. Aunque pueden ser del color que la imaginación quiera darnos.

Pantalón de chaquéEl Pantalón

En el caso de optar por el chaquet de color gris, el pantalón debería de ser del mismo color y tejido.

Si, por el contrario, se opta por la opción de levita negra hay una infinita variedad de pantalones y materiales a elegir.

En sastrería Serna, aconsejamos elegir un color gris con una raya negra que no sea muy estrecha y marcada, pues ayuda a estilizar y disimular los defectos que podamos tener ya que la raya puede hacer que una persona fuerte, parezca más gordita, o que una persona bajita lo pueda parecer más aún.

Este pantalón, como ya expliqué en el post que hicimos expreso para los chalecos, es alto de caja con el fin de que, al ponerlo, éste sea más bien corto de tal forma que alargue la figura y la estilice. Por ello, está prohibido el uso del cinturón y no  tiene ningún sentido poner cavillos para el cinturón en la pretina, como se ve en algunas ocasiones.

En esta pieza lo mejor es el uso del tirante ya que es la única forma de mantener el pantalón a su altura, en el mismo sitio, durante tantas horas.

En la actualidad, muchas tiendas que venden “sastrería” industrial colocan unas trabillas laterales o traseras  para no tener que poner tirantes.

Les explico: el hecho de poner una trabilla al pantalón le da un aire más sport que en esta prenda de etiqueta no tiene mucho sentido. En segundo lugar, a todos nos ha ocurrido que, cuando usamos un cinturón, el pantalón se nos termina cayendo y estamos continuamente subiéndolo. Las trabillas laterales intentan imitar la función de un cinturón, es decir, si se nos cae el pantalón tiramos de ellas y estrechamos la cintura para que apriete un poco más.

Pues bien, cuando tiramos de las trabillas o apretamos el cinturón lo que estamos haciendo es que el pantalón busque su sitio, y ¿dónde está? en la zona que tenga la misma cintura que le estoy poniendo al estrechar con las trabillas o el cinturón, es decir, más abajo, y terminará bajándose más aún.

Esto lo que hace es deformar el pantalón y que se nos vea la camisa por debajo del chaleco, lo cual está a una distancia considerable de la elegancia.

Lo que quiero concluir con esta explicación es que la mejor y más cómoda opción es el uso de tirantes.

Este pantalón siempre debe llevar pliegues en el delantero, bien sea uno o dos. Y por supuesto, jamás llevará vueltas en los bajos ya que, recordemos, esta es una prenda de etiqueta.

Vamos a ir dando por concluido este post aunque del chaqué se ha hablado mucho e incluso es un tema que da para varias partes más así que lo retomaremos de nuevo en un futuro. Podríamos entrar en el tema de la confección, de los cantos… pero, si me lo permitís, lo dejaremos, como digo, para más adelante.

Espero que las vacaciones les hayan servido para recargar pilas, porque aún queda mucho por trabajar y esta nueva temporada vendrá repleta de cambios, algunos muy importantes en especial para la Sastrería Serna.

Les espero en el siguiente post.

Esmoquin a medida

El esmoquin: Smoking Jacket, Black Tie, Tuxedo, Dinner Jacket…

Ya queda poco para las vacaciones de verano, eso, quien no esté disfrutando de ellas en este mismo instante.

Durante estos días, aparte de utilizar en traje de baño, es posible que tengamos alguna ocasión especial o una invitación nocturna para lucir elegantemente una joya como la que presentamos hoy en este artículo.

Mucho se ha hablado del esmoquin, su origen y diversas cuestiones del mismo. Es  conocido también como smoking jacket, en el ámbito americano es más conocido como tuxedo y en el británico como dinner jacket  o blacktie, debido a la corbata de lazo negra o incluso más aún por pajarita negra, que debe de ser de seda.

El origen de este espectacular traje, elegante donde los haya, se remonta al siglo XIX, en la corte de Eduardo VII de Inglaterra. Durante esta época, hombres y mujeres alternaban en habitaciones separadas con el objetivo de que los caballeros pudieran fumar sin molestar a sus acompañantes femeninas.

De esta manera, como muestra de respeto, solían ponerse unas chaquetas conocidas como “chaquetas para fumar” o “smoking jacket” de las que se desprendían posteriormente para evitar molestar a su entorno con el olor del tabaco.

SmokingEste atuendo civil, se corresponde con la etiqueta militar (no con la gran etiqueta) la cual tiene más o menos diferencia dependiendo del ejército al cual nos refiramos.

Suele vestirse en fiestas nocturnas, actos sociales, cócteles… pero sin lugar a duda, suele destacar en las famosas entregas de premios como la gala de los Oscar o trasladándolo al territorio nacional, la entrega de los premios Goya.

Eso sí, desafortunadamente, en la mayorías de las ocasiones suelen llevarse sin mucho atino ya que hay que echarle mucha imaginación para descubrir que alguno de los atuendos elegidos  es un esmoquin, ya sea bien por el diseño del mismo o por la forma en la que lo luce el caballero que lo porta.

Existen dos vertientes distintas de un esmoquin según sea su chaquetal de una fila o cruzada, pero éstas serán siempre sin aberturas. Cualquiera de ellas se puede utilizar en sus distintos colores, el principal y mayormente conocido es el negro, seguido del azul oscuro, o azul noche, y el blanco.

Este último solo se debe de usar de día y en espacios abiertos. También se puede utilizar la media etiqueta, que sería chaqueta blanca y pantalón negro, cumpliendo la misma norma que el blanco.

En cambio el negro es el que hay que utilizar siempre en los actos que se lleven a cabo a última hora de la tarde o por la noche.

El que mostramos para este artículo es el esmoquin negro de una fila, que hicimos  hace unas semanas en la Sastrería Serna. Deberá ir acompañado de un fajín de seda negro o en su lugar, un chaleco fantasía sin espalda y del mismo género que el resto de esmoquin.

Un detalle que cabe destacar es que, en el caso de que la chaqueta fuese cruzada, tanto el chaleco como el fajín quedarían descartados automáticamente.

Como se puede ver en la imagen superior, tan solo tiene un botón, o mejor dicho, un ojal, ya que yo prefiero poner siempre un botón gemelo, para que de esta forma, a la hora de abotonarse la chaqueta esta pueda ser abotonada de las dos formas posibles, un delantero sobre el otro, o como en este caso, como si fuese el puño de una camisa.

Para esta ocasión, hemos confiado en una alpaca, o mohair, especial para esmoquin, de la casa Scabal.  Se trata de un tejido de dos cabos, ligeramente satinado, cuya textura y caída le da a la prenda un toque especial.

Solapas de esmoquinLas vistas (solapas), por supuesto son de seda 100%. Existen de mezcla, pero… ¿Por qué bajar un grado una pieza tan especial cuando lo mejor solo puede acompañarse de lo sublime?. En esta ocasión hemos confiado en Holland& Sherry y como se puede ver en las imágenes no hay lugar a dudas de que los tejidos son, simplemente, perfectos.

Las solapas, aunque son de pico, deben estar matadas o redondeadas y un detalle de este elemento es que, a diferencia del resto de prendas, jamás lleva un picado en el canto. Tan solo lleva un ojal y a la vuelta de la solapa una presilla para poder llevar, si se desea, una flor, costumbre que cada vez está más en desuso.

camisas para esmoquinLo correcto con esta prenda pasa por llevar una camisa blanca con pechera de piqué, puño doble, botones de nácar o incluso una botonadura especial hecha para la ocasión, con la que contamos con un inmenso abanico de colores para elegir.

En esta ocasión, podemos ver dos variedades, una en color granate y la otra en un color negro, cualquiera de las dos serían muy acertadas.

En cuanto al cuello puede ser cualquiera de los dos que os presentamos en las imágenes.

Por darle un toque especial a la prenda le pusimos un forro distinto a la lo habitual, con un dibujo de cachemira en un tono azul. El contraste que resulta de la combinación entre el negro y el azul, me resulta realmente acertado por parte del cliente.

El pantalón será con pliegues y llevará una cinta de seda conocida como cinta de esmoquin que está cosida a mano en ambos laterales para ocultar la costura del pantalón.

Interior de esmoquin

El pantalón será con pliegues y llevará una cinta de seda conocida como cinta de esmoquin que está cosida a mano en ambos laterales para ocultar la costura del pantalón.

Como en todo en la vida, los detalles en ocasiones pueden enaltecer el resultado, o por el contrario, estropearlo todo por un descuido. Es por eso, por lo que no podemos olvidarnos de los calcetines. Estos tienen que ser de color negro, por supuesto, y de hilo o seda.

El zapato que deberá acompañarlos tendría que ser liso de cordones, aunque, últimamente, el protocolo está empezando a aceptar también el zapato de hebilla.

Esmoquin negroSi me permitís el consejo, para esta prenda no arriesguéis nunca y apostar por lo seguro: el esmoquin clásico e intemporal. Las modas pasan y esta es una prenda que, si se da el caso y la necesidad de hacerla, serán pocas veces en la vida y no tiene ningún sentido que os confeccionéis el último modelo que ha sacado una firma afamada si después de dos años será un smoking totalmente desfasado.

Me gustaría acabar aclarando que esta es una prenda con la que solo se puede ser elegante si está bien hecha, de tal modo que es una inversión, y la sastrería artesanal es una experta en este tipo de joyas.

No hay nada más distinguido que un tuxedo acoplado al cuerpo, que le acompaña en sus movimientos, que si se mueve el brazo la camisa no se separa de la manga,…, en definitiva, que está hecho para la persona que lo porta.

Sin más, desearles un feliz verano y espero que lo aprovechen para reponer fuerzas para la vuelta del mismo.

En septiembre estaremos por aquí, con novedades en nuestra web y espero que nos sigan acompañando.

¡Feliz Verano!

Uniforme etiqueta - detalle

Uniforme de Etiqueta del Ejército de Tierra

Para este post he decidido hablarles del Uniforme de Etiqueta del Ejército de Tierra.

Si contáramos con una sola mano las sastrerías españolas que hacen uniformes militares totalmente a medida y de forma “artesanal”, seguramente nos sobrarían muchos dedos.

La Sastrería Serna puede presumir de ser una de esas pocas sastrerías que a día de hoy confeccionan ropa militar reglamentaria. Uniformes con los bordados hechos a mano y con distintas clases de hilo de oro, según corresponda al propio bordado o a la graduación del cliente.
(Empiezo con este comentario porque hace unos días, buscando en internet información sobre una variación del reglamento de un uniforme específico, pude observar que en muchos sitios ponen “sastrería a medida artesanal” con respecto a estos uniformes, y sorpresa la mía, muchos no cumplen el reglamento. Lo más curioso es que el precio de alguno de estos uniformes  terminados era más bajo que el coste del género que nosotros usamos. Simplemente quería aclarar este aspecto.)

Como adelantaba, esta es una de las piezas que más éxito y reconocimiento nos ha proporcionado a lo largo de estas tres generaciones de sastres. Normalmente, cuando un cliente nos solicita un uniforme militar suele ser cuando posee una graduación lo suficientemente alta como para tener la oportunidad de utilizar esta prenda en bastantes ocasiones, para asistir a los distintos actos que corresponden a su cargo.

Otra oportunidad para lucir un traje de estas características es si va a casarse. Todo el mundo se puede casar con un chaquet o un traje, llegando a ser estos muy elegantes a la hora de celebrar una ceremonia de enlace, pero sólamente un militar puede llegar a lucir un uniforme como el que nos concierne en el día de hoy.


UNIFORME DE ETIQUETA DEL EJÉRCITO DE TIERRA

El uniforme está compuesto por una guerrera azul, al igual que el pantalón, que además, lleva al costado cosida una cinta de seda de smoking de color negro.  En el cuello lleva una tirilla de algodón blanco y se debe llevar puño doble, también de blanco. Siguiendo con el repaso, los zapatos serán negros, al igual que los calcetines, los guantes blancos, la gorra de plato azul, del mismo género que el uniforme, y ceñidor de gala en caso de ser gran etiqueta.

Para un uniforme de gala de estas característicasutilizamos la satina, un género espléndido, que solo con tocarlo y ver su caída se puede apreciar la calidad de la tela. La satina es una lana suave, tejida en diagonal y con una torsión de los hilos importante, los cuales además están muy apretados entre sí y da como resultado final un brillo muy natural.

La empresa que nos proporciona el género para este uniforme es Gorina, una de las empresas textiles más importantes del país que surgió por el año 1835.

El uniforme consta de una espalda con un corte parecido al de un frac o un chaquet, pero con una abertura simple en el centro de espalda. El vaciado que se realiza en la espalda es bastante profundo, llegando hasta el bajo de la guerrera y dependiendo del cuerpo del cliente, ya que la espalda debe quedar totalmente limpia una vez puesto el ceñidor. Este ceñidor estará situado sobre los dos botones traseros a la altura del talle, justo en la costura de la que hablábamos antes, y entre los dos últimos botones del los siete que consta el delantero.

En cuanto a los delanteros, estos son completamente lisos con una pinza en el pecho y en caso de disponer de alguna medalla, esta se sujetará con unas presillas de hilo o seda, del mismo color, para que en caso de no llevarlas pasen desapercibidas.

Al ser prendas muy ceñidas, el pecho de estos uniformes están más reforzados de lo habitual por lo que la entretela de estas prendas lleva un plastrón especial y una capa de guata o  boatina, que sirve para acolchar. Antiguamente, y como dato curioso, se utilizaban también rellenos de guata por los costados para moldear la figura y disimular posibles deficiencias corporales, pero esta técnica se dejó de trabajar hace ya varias décadas.

El cuello del uniforme es un cuello tipo mao y  está hecho con varias capas de entretela y plastrón, porque tiene unos cinco centímetros de altura y necesita cierta rigidez para que no se doble con los movimientos ni aparezca algún tipo de arruga.

Como se puede ver en las imágenes, en el cuello están bordados los emblemas propios de cada uniforme: uno es el águila del ejército y el otro es la cruz de sanidad.

La disposición del bordado es un punto muy delicado puesto que en caso de equivocarse, y hacer un mal cálculo, este podría quedar demasiado cerca o lejos del final del cuello, o descentrado. Hay que trabajar este detalle con meticulosidad y precisión para que quede centrado y en el lugar correcto, de no ser así, solo habría una solución: realizar otra vez el trabajo.

Las bocamangas son una pieza independiente de la manga, en la cual, se puede llevar soutache o no, dependiendo de la graduación. El soutache es un término francés que significa “trenza” y es una especie de hilo grueso, de color dorado, o un cordoncillo bordado de hilo de oro, el cual puede medir entre dos y siete milímetros de grosor.

Los uniformes que expongo en este post da la casualidad que sus empleos son Teniente, pero en el caso de ser oficiales llevarían las estrellas bordadas dentro de las bocamangas. Estas estrellas están bordadas con una medida de dos centímetros y medio, a seis centímetros de la bocamanga y con una separación de siete centímetros. La Bocamanga, lleva una entretela de refuerzo que es más fuerte de lo normal, para que permanezca completamente redonda y además aguante la torsión del bordado.

Existen empresas que realizan estos bordados en Pakistán, Marruecos o Francia.Lo hacen a máquina con un hilo de oro, por supuesto de otra calidad, lo bordan en un trozo de paño del color que corresponda para luego enviarlo donde lo hayan solicitado y ahí simplemente forrarlo donde corresponda. Es un trabajo barato y que no necesita nada especial.

En España, tenemos la suerte de contar con algunas (pocas, pero grandes) bordadoras de este tipo de uniforme. Lo hacen como siempre se ha hecho, con mucho arte, cuidado y despacio, puesto que es un trabajo muy delicado.

Hay gente que puede pensar que este tipo de bordado se realiza cuando el uniforme está terminado, pero no es así. No se puede hacer de esa manera, ya que tiene que poner la pieza de tela en el bastidor y tensarla para que no quede apelmazado el bordado.

Existen distintas clases de hilos, mate, bristado, torzal,… y dependiendo de donde corresponda se utiliza uno u otro. En el caso de la cruz, lleva un canutillo mate, que es un tipo de bordado con relieve, al igual que las estrellas. Pero en el caso de las bocamangas, lleva un bordado con relieve en sierra, el cual consta de tres puntadas de canutillo de oro mate y una de bristado, en serie, por toda la bocamanga y a cada lado de esta sierra lleva un hilo torzal de oro que realiza a su vez todo el recorrido.

Se podría pensar que este tipo de bordado se realiza como los bordados que antiguamente hacían las niñas, puntada tras puntada sin cortar el hilo, pero no. En este caso, es algo bastante más complejo y laborioso porque cada puntada que se ve está cortada y rematada, con lo que ya se pueden hacer una idea del trabajo que lleva este tipo de bordado.

Y podríamos con esto dar  por finalizado este post sobre el uniforme de etiqueta del ejército de tierra. Espero que no se les haya hecho muy pesado y hayan disfrutado leyéndolo tanto como yo escribiéndolo. Quería agradecerles, una vez más, el tiempo dedicado a leerlo.

Les dejo un video en el que pueden apreciar mucho mejor como quedó el resultado final.

¡Les espero en el siguiente artículo!